Sin lugar a dudas España se ha tambaleado últimamente en una crisis política que acompaña a la crisis independentista de Cataluña. Después de las elecciones del 10N el partido de Pedro Sánchez (PSOE) se hizo con una mayoría en los escaños, pero es percibida como una victoria con sabor a derrota.

Eso es precisamente porque otra fuerza política se ha hecho con una suma considerable de escaños en el congreso español, VOX que es un partido de ultraderecha conservador, que incluso ha desplazado a otros partidos de gran peso como Ciudadanos ocasionando la renuncia de su presidente Albert Rivera.

¿El Surgimiento de una nueva Derecha?

Muchos se preguntan si Vox es en esencia un resurgimiento de los partidos fascistas de antaño, o si se ha convertido en una nueva forma de la derecha en España que aboga por un futuro más sólido.

Liderado por el político Santiago Abascal Conde desde el 2014, no ha parado de crecer exponencialmente, ganando simpatizantes y separándose de los otros partidos de manera intransigente.

Todas estas preguntas se formulan desde los votantes hasta líderes de las diferentes fuerzas políticas e ideológicas del país. Y es que Vox puede convertirse pronto en el cerrajero que abra la puerta a un retorno poco deseado o a la creación de una España más paternalista.

Solo el tiempo dirá cual de las dos opciones es la acertada, pero de lo que no cabe duda es que el rápido crecimiento de este partido ha provocado que el mismo POSE busque aliados que refuercen su gobierno como es el caso de Podemos.

Vox ¿Producto de una ola de Euroescépticos en Europa?

Últimamente han surgido varios partidos que han expresado su descontento con el estado de la Unión Europea, no sólo en España, también en países como Alemania, Francia, Austria e Italia partidos conservadores y de derecha han ganado amplia popularidad y que posiblemente en el futuro puede que tomen alguno de los gobiernos de estos países.

Estos se ha sumado a la crisis migratoria de Siria y el declive económico de de algunos estados europeos que han pasado factura a todos los integrantes. Un evento detonante fue el Brexit, siendo el primer síntoma de una ola que solo va en aumento con el paso del tiempo.

España no es la excepción, y el gobierno de Pedro Sánchez lo tiene muy claro, sin objetivos claros puede que las presiones externas e internas terminen por colapsar la entidad política y social de estas naciones. En donde el mensaje de partidos como Vox hace mucho eco en la mente de los menos afortunados y de los más “patriotas”.

Cabe mencionar que discursos como los del presidente Donald Trump no han hecho más que avivar esta nueva fuerza política continental, y debemos enfatizar que España es uno de los países políticamente más activos en el mundo. Esto lo coloca fácil entre los primeros afectados por cualquier tendencia ideológica internacional del momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *