Sáb. Jul 2nd, 2022

Muchos asocian esta época del año con festivales, fiestas al aire libre, reuniones en piscinas, o incluso excursiones a la playa. Sin embargo, poco se habla de lo incómodo que puede ser el verano en horas nocturnas. Aunque pudieras estar vestido para la ocasión con ropa ligera, fresca, y de colores claros, es agobiante el calor veraniego en nuestra localidad.

Imaginen para personas como los cerrajeros, que deben andar con su indumentaria, ropa pesada, botas; es sofocante andar con las herramientas y la ropa de trabajo, mientras conduces bajo el sol para realizar un trabajo. ¿Verdad?

Bueno, en este artículo te vamos a contar qué puedes hacer para sentirte más a gusto con esta ola de calor que azota nuestro país; y que además de tomar un refrescante gazpacho antes de dormir hay otras cosas que puedes hacer para regular tu temperatura para tener un sueño placentero y sin dejar tu silueta marcada por el sudor en la cama por la mañana.

Consejos para refrescar tus días y noches de verano

Hemos escuchado de nuestros padres, y ellos de sus padres, que durante la época calurosa del verano es necesario resguardarse bajo la sombra, además de mantenerse hidratado. Incluso, recomiendan estar en exteriores porque las temperaturas dentro de los hogares pueden llegar a ser contraproducentes. No solo se trata de adquirir un aire acondicionado para la habitación, o instalar uno central para todo el hogar, y tampoco de mantener las ventanas abiertas para que la brisa refresque tus espacios.

Para resistir este tipo de temperaturas debemos aprender técnicas que nos permitan regular nuestra temperatura, así como consumir alimentos que contribuyan con esa sensación refrescante. Más allá del típico gazpacho, o de una limonada con bastante hielo, existen varios consejos que podemos poner en práctica para que esta época sea más agradable:

  1. Es importante tomar baños periódicos. De preferencia con agua fresca, no fría. Es importante que al despertar tomemos una ducha para refrescar el cuerpo del calor de la noche anterior, así como también tomar otra ducha (de ser posible) en horas del mediodía cuando las temperaturas están en su punto más álgido, y otra antes de dormir para reducir la pérdida de agua por el sudor nocturno.
  2. Ingerir muchas frutas y vegetales. El alto contenido de agua de estos alimentos contribuyen a que no cedas ante los efectos de la deshidratación o pérdida de peso por el calor excesivo. Frutas como la sandía, melón, fresas, limones, kiwis, e incluso la banana, son altamente recomendados; así como el tomate, pepino, lechuga, cebolla, berro, etc.
  3. Mantenerse hidratado es importante. No solo se trata de beber agua, para mantener los niveles de hidratación óptimos del cuerpo; sino de bebidas en general. Aunque las bebidas frías son las que se recomiendas mayormente, éstas no son la norma; también puedes tomar bebidas calientes para mantenerte hidratado.
  4. Por último, pero no menos importante, es recomendable dormir con ropa fresca y cómoda. Aunque muchas personas optan por dormir desnudos por comodidad, otras personas no les parece práctico. Lo mejor que puedes usar para la hora de dormir con esta ola de calor es un pijama de algodón, las fibras de este tipo de tela son delgadas y más frescas que el lino o nylon.

Otra recomendación importante es usar bloqueador solar al momento de salir, y más aún si eres una persona de tez clara. No querrás estar en casa con quemaduras por exposición prolongada al sol y el calor del verano; y si te llegara a ocurrir recuerda que puedes preparar una loción con aloe vera y hielo en una licuadora con muy poca agua para aplicarla sobre las áreas afectadas de tu piel por la insolación.

Por admin